Sur- Sur es solidaridad, es cooperación, es una esperanza

Una Cátedra para formar y seguir abriendo interrogantes. La Agenda 2030 es una agenda de todos, donde el sector privado, la sociedad civil, el sector público y la academia juegan un rol fundamental. Del paradigma de la ayuda al de la asociación de países y de la cooperación. Argentina hace cooperación sur sur con instituciones públicas. UBA y sus proyectos de cooperación en Cuba, países de África y en la región.


Buenos Aires, 25/03/2019.- En el marco de la III Conferencia de Naciones Unidas PABA + 40 sobre la Cooperación Sur- Sur y de los side events que se desarrollaron alrededor de la misma, el día 20 de marzo se llevó a cabo en el Aula Magna de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA), la presentación de la Cátedra Abierta de Cooperación Sur- Sur.

Para la organización de los side events el moderador de la actividad, Hugo Varsky, indicó que fueron solicitados …”100 voluntarios por parte de la Cancillería argentina a la Universidad de Buenos Aires” ; por lo que destacó el trabajo conjunto realizado entre el ente encargado de las relaciones exteriores y la UBA.

Luego de las palabras de Varsky, Bernardo Kliksberg, Director de la Cátedra Sur- Sur, inició su intervención con el siguiente interrogante: ¿por qué una Cátedra Sur- Sur?

En un ambiente dominado por el entusiasmo de concretar la inauguración de la mencionada Cátedra, Kliksberg, indicó que: … “esto fue producto de un trabajo incansable de un equipo fenomenal”…

En este momento histórico es muy positivo e importante la creación de espacios de este tipo que seguirán creciendo. Este es un momento en el que el género humano está en frente de diferentes problemas, señaló Kliksberg.

En primer lugar, tenemos a la revolución tecnológica, que entre otros cosas, va a permitir el diagnóstico por inteligencia artificial, que actualmente es realizado por los médicos. Estos procedimientos van a ser realizados por robots sin experiencia ni sentimientos, indicó.

Del mismo modo, se han evaluado los efectos de la inteligencia artificial en el campo bélico, cuestión que debe ser analizada en detalle.

En segundo lugar, debemos operar sobre las metas de desarrollo sustentable.

Es una realidad que más de 1200 millones de personas no tienen un techo, más de 4000 personas no tienen instalaciones sanitarias adecuadas; 800 millones de personas no tienen agua potable. Otras tienen hambre y otras tantas por el efecto de las migraciones forzadas son obligadas a salir de sus territorios por su supervivencia. En relación a los niños, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) indicó que 16.000 niños por día mueren por causas evitables.

En tercer lugar, tenemos el cambio climático. El Director de Investigaciones de la NASA sobre Cambio Climático, en uno de sus últimos trabajos ha indicado que este ya llegó. Hoy día, estamos frente a las temperaturas más calientes y estas continúan subiendo. Los glaciares se están disolviendo y los mares se están calentando, enfatizó Kliksberg.

..”Sur- sur es solidaridad, es cooperación, es una esperanza”, indicó. “En esta Cátedra necesitamos docencia; necesitamos formar y seguir abriendo interrogantes porque no nos podemos equivocar mucho”, señaló Kliksberg.

Seguidamente, Jorge Chediek, Director de la Oficina de Naciones Unidas para la Cooperación Sur- Sur, se dirige a la audiencia para ahondar un poco en los orígenes de la cooperación sur- sur.

Realizando un breve paneo histórico, Chediek indica que los orígenes inmediatos de la cooperación sur- sur, se remontan al año ‘64, fecha en la que se crea el grupo de los 77, bajo el liderazgo de Prebisch, en el cual todos los países emergentes coordinaban sus políticas comunes.

En el año 1978, desde el 30 de agosto al 12 de septiembre se realizó en Buenos Aires la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cooperación Técnica para el Desarrollo, cuyo plan de acción sigue siendo hoy día la columna vertebral del proceso político de la Cooperación Sur- Sur, indicó.

…”En ese momento se buscaron modelos más jóvenes de desarrollo y no los encontramos, luego fue difícil convocar a nuestros pueblos y decir “dediquemos recursos a trabajar con el otro cuando todavía teníamos necesidades”. Más adelante, al indagar sobre las instituciones dedicadas a la cooperación, nos encontramos con que la mayoría de los países que tenían Agencias para la Cooperación las tenían para recibir, no para dar, explicó Chediek.

Fue recién ahora, en los últimos 10 años, pese a que la Oficina se creó en el año 1974, que la Organización de Naciones Unidas(ONU), entiende el significado de la cooperación sur-sur, indicó.

Ahora, Buenos Aires vuelve a ser el escenario para la celebración de la III Conferencia de Naciones Unidas para el Desarrollo, en la cual están participando 156 países que están analizando cómo avanzamos, cómo vencemos la falta de compromiso político y cómo mejoramos aún más la estructura institucional, expresó Chediek.

A continuación Rebeca Grynspan, representante de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), hizo algunas aclaraciones conceptuales sobre la cooperación sur- sur y luego se refirió a un trabajo de investigación realizado por la SEGIB en torno a ello.

La Cooperación sur sur es una cooperación política, en la que tenemos que aprender que en el intercambio de experiencias participan todos. En esta se rompe el binomio de receptor y donante y se intenta pasar del paradigma de la ayuda al paradigma de la asociación de países y de la cooperación, expresó. De igual forma también destacó la horizontalidad de la misma. En el marco de la cooperación sur sur esta se caracteriza por la combinación de conocimientos de aquellos que han tenido éxito y de aquellos que se enfrentan a retos similares, resaltando la idea de que no hay unos que tienen todas las soluciones ni otros que las reciben pasivamente.

En relación al trabajo realizado por la SEGIB indicó que bajo un criterio de impacto y de análisis de la literatura sobre desarrollo, el equipo de dicha Secretaría seleccionó las revistas más referenciadas y citadas en los temas de desarrollo.

Entre algunas de las conclusiones del trabajo realizado se destacó que la información disponible y de calidad sobre la Cooperación Sur- Sur es muy limitada. Adicionalmente,
en el periodo analizado se identificaron sólo 50 artículos que hacían referencia a la cooperación sur sur en su subtítulo o en su abstract. La mayoría de estos tienen fecha posterior al 2007 y representan menos del 1% de los artículos que se han publicado durante este periodo en las principales revistas académicas sobre el desarrollo. De aquellos, en realidad sólo 7 se refieren a América Latina y el 70% de los autores escribieron dentro de los países del norte sobre cooperación sur sur.

Conforme a los datos presentados, indicó:....”la importancia de esta cátedra es vital, tenemos que motivar la reflexión desde el sur no para callar al norte sino para que la narrativa pueda ser diversa. Esto es una tarea no sólo para América Latina, sino para Asia”, expresó.

En relación al ecosistema de la cooperación sur sur, Grynspan indicó que la confianza de los países para compartir sus datos y de los actores de participar en ese espacio son fundamentales para poder concretarla.

En la última década casi todos los países han hecho Agencias de Cooperación o Departamentos sólidos de cooperación, dentro de sus ministerios y han desarrollado programas de cooperación sur sur. En relación a la existencia de las mencionadas Agencias, expresó: ...."hace una década, no las teníamos, porque éramos receptores de cooperación. Así nos veíamos", expresó.

Para finalizar, Grynspan indicó que con base en las responsabilidades adquiridas para la concreción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Acuerdo del Cambio Climático debemos reafirmar nuestro compromiso con estas agendas globales que usan la cooperación sur sur y la solidaridad como un instrumento fundamental.

A continuación el coordinador de la Cátedra, Hugo Varsky, dio la palabra a Gabriela Agosto, Secretaria ejecutiva del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales. ” Su tarea es la de poner en curso los objetivos de desarrollo sostenible, no tiene la responsabilidad de 17 puntos, tiene la responsabilidad de 169 metas que es el gran desafío”, enfatizó en relación con las acciones de la nueva Cátedra.

Durante su intervención Agosto destacó el trabajo realizado por la UBA y los esfuerzos realizados por Argentina para operacionalizar los Objetivos de Desarrollo Sostenible(ODS).

En el marco de la Agenda 2030, la concreción de espacios académicos para la comprensión de la cooperación internacional, son fundamentales. En ese sentido, Agosto indicó que “el aporte que realiza la UBA demuestra en el Foro de Naciones Unidas, la relevancia que tienen espacios académicos para la construcción y el aprendizaje de la cooperación internacional en el marco de la agenda 2030”.

Seguidamente, Agosto señaló algunos de los esfuerzos realizados por Argentina en el marco de la operacionalización de la agenda 2030.

En el año 2000, luego de la Declaración del Milenio de la ONU, Argentina incorporó un noveno objetivo de desarrollo a los 8 planteados por dicha organización; el cual se refiere al trabajo decente.

En septiembre de 2015, en aras de consolidar los criterios de cooperación sur sur a nivel internacional se aborda la agenda 2030.

“Todos los estados miembros suscribieron esta agenda bajo el consenso de que todos los ODS son interdependientes, por lo que deben abordarse de manera integral y complementaria entre ellos. La Agenda 2030 para el desarrollo sostenible constituye el plan de acción que operacionaliza 17 objetivos con 169 metas, indicó.”

En marzo de 2016 Argentina lanza oficialmente la implementación de esta agenda.
Previo encargo de una comisión interministerial que trabajó en todos los niveles nacionales, agencias y organismos descentralizados del estado nacional para realizar la actualización de las metas en el contexto nacional y la selección de los indicadores, se alcanzaron grandes avances.
En la actualidad Argentina cuenta con una organización de 90 metas adaptadas al estadio del desarrollo del país y más de 200 indicadores de seguimiento.

Asimismo, en la implementación de la Agenda 2030 se han priorizado algunas lógicas propias del contexto argentino, como la equidad de género, la migración, las comunidades indígenas, las personas con discapacidad, lo lógica rural y urbana en las ciudades, el rigor estadístico y el ciclo de vida para entender, comprender, analizar y seguir en términos de monitoreo y evaluación esta agenda.

“Esta agenda no es de Naciones Unidas, es una agenda de todos, donde el sector privado, la sociedad civil, el sector público y la academia juegan un rol fundamental. La cooperación sur sur es una herramienta fundamental para la consecución de una agenda de desarrollo sostenible con énfasis en la integración regional e interregional que permite fortalecer las relaciones entre los estados y aprender de sus experiencias”, esto es clave, subrayó.

En representación de la Cancillería Argentina, el delegado de Ana Ciuti, de la Dirección General de Cooperación Internacional del ministerio, Santiago Lombardi Bouza, expresó las siguientes palabras:…”quien hace en Argentina la cooperación sur sur son fundamentalmente las instituciones públicas”.

Específicamente se refirió al Instituto Nacional Tecnología Agropecuaria, al Instituto Nacional de Desarrollo Pesquero y a las instituciones públicas- que como la UBA- forman a los profesionales que luego se vuelcan a la actividad pública y se ponen a disposición para que Argentina opere solidariamente.

Destacó que la UBA propiamente a través de su facultades ha realizado proyectos de cooperación en Cuba, países de África y en la región…”esto, es lo que nos da a nosotros los elementos y las herramientas para ser los principales cooperantes en Iberoamérica”.

También destacó la capacidad operativa de Argentina y su capacidad de articular consensos en torno a la agenda, tanto en los niveles regionales como en el ámbito multilateral para tratar de negociar en un nivel de interlocución con países que tienen diferencias culturales.

“Para la UBA esta Cátedra va a fortalecer, consolidar y abrir nuevas oportunidades”, indicó. Entre los elementos a fortalecer destacó la existencia de los programas de intercambio y de asociación cultural, que también son cooperación sur sur.

Firma: Lucrecia Armas

mercosurabc